jueves, 21 de agosto de 2014

UN PASEO POR LYRA

Paseando por Lyra

Por Carmelo Álvarez.

La Picota a 1 de agosto del 2014
Pequeña constelación del hemisferio norte, visible entre las latitudes +90º y –40º siendo muy fácil de localizar, solo con mirar hacia el cielo en verano y veremos en el cenit a su estrella principal Vega destacando sobre todas las demás estrellas, de 0.03 de magnitud y a 27 años luz de distancia, que junto con Deneb (Cisne) y Altaír (Águila) forman el conocido triángulo del verano.
La noche no se presentó muy bien, pero conforme pasaban los minutos se puso de lujo, eso sí con bastante fresquito. En esta ocasión tuve el privilegio de contar con la compañía de José Antonio Domínguez que una vez más se desplazó desde su ciudad, Cáceres, Antonio Conde, Juan Domingo, Luis Viana y Carlos Lozano.

Con mi equipo habitual, doy comienzo la observación.

NGC 6791: Cúmulo abierto descubierto por August Winnecke en diciembre de 1853
Es de concentración media pudiéndose reconocer fácilmente, de brillo pobre, teniendo la mayoría de sus estrellas débiles y siendo de una cantidad rica en estrellas. De brillo 9.5 magnitudes, campo 10.0 minutos de arcos y con una distancia de nosotros de 13300 años luz. Con un campo en el ocular de 25.6 minutos y de 234 aumentos, lo veo bonito, destacando en el campo del ocular.

NGC 6779: Cúmulo cerrado, siendo más conocido como M56, descubierto por Charles Messier el 19 de junio de 1779. 
Es cúmulo totalmente disperso. De magnitud 8.4, minutos de arcos 8.8 y a 31000 años luz de la Tierra. Con 381 aumentos y de campo 15.7 minutos de arcos lo veo bonito, con grado de concentración medio, pudiéndose resolver por completo.

NGC 6745: Galaxia descubierta por Edouard Stephan el 24 de julio de 1879. 
Es irregular, siendo una colisión de tres galaxias y la más pequeña se está separando. Con un brillo de 13.1 de magnitud, de dimensiones 1.3x0.5 minutos de arco y de distancia 206 millones de años luz. Con 179 aumentos y de dimensiones del campo del ocular de 33.5 minutos de arcos, la veo aceptable, de forma plana y difusa, pero sin poder apreciar la pequeña galaxia.

NGC 6765: nebulosa planetaria descubierta por Albert Marth el 28 de junio de 1864. 
Siendo una planetaria irregular y difusa. De 12.9 de magnitud y de campo 0.6 minutos de arcos. Con 234 aumentos y un campo 25.6 minutos, la veo deficiente, sin poder resolver nada simplemente una pequeña mancha muy difusa.
También le presté especial atención a M57, la nebulosa del Anillo, que merece por si sola un “paseo” exclusivo.
Bueno con esto di por terminado mi pequeño y grandioso paseo por Lyra.

Saludos y hasta pronto.


lunes, 18 de agosto de 2014

4 JOYAS PARA VER EN EL CIELO DE AGOSTO 2014

Este mes de Agosto vamos a sugerir ración extra de cúmulos abiertos; todos ellos  se encuentran situados en la constelación circumpolar del Rey de Etiopía y suponen bonitos retos para resolver por su pequeño tamaño y magnitud; con el plus que supone que tres de ellos nos brindan bellas imágenes si utilizamos oculares de gran campo por su proximidad a otros objetos de cielo profundo.
Así pues ponemos rumbo hacia la constelación de Cepheus, conocida popularmente como la casita del norte, y en ella nuestra primera sugerencia es:

NGC 6939 Cúmulo abierto
A.R.: 20h 31m 42s Dec.: +60º 40’ 60”  Magnitud: 7.8 Tamaño: 8’ minutos de arco
Descubierto por William Herschel el 9 de septiembre de 1798 se localiza  a 2º al suroeste de la estrella Eta Cephei de magnitud 3,4 y su distancia de nuestro sistema solar es de  unos 4000 años luz.
 Un cúmulo rico en estrellas de brillo tenue que observado con telescopios de 4” pulgadas se pueden llegar a contar hasta 50.

A mayor apertura de nuestro telescopio se nos revelaran unas 100 estrellas repartidas de forma uniforme por todo el campo.  En la parte norte del cúmulo destacan 3 estrellas en forma de amplia V.
Al observar este cúmulo detenidamente veremos distintos patrones de curvas y rizos.
Como regalo un pequeño desafío: a 38’ minutos de arco al sureste, podemos intentar resolver la galaxia NGC 6946 de magnitud 9.6’ y tamaño 11.5’ x 9,8 minutos de arco. Ya advertimos que no es tarea fácil…
Sin duda alguna, una bonita forma de empezar una noche de observación.

La segunda sugerencia es:
NGC 7129 Cúmulo abierto asociado con nebulosidad.
A.R.: 21h 41m 38s Dec.: +66º 10’ 01” Magnitud: 9.7 Tamaño: 7’ minutos de arco
Descubierto por William Herschel el 18 Octubre de 1784, se localiza a 2.45º grados al oeste-noroeste de la estrella doble Kurhah Xi Cephei de magnitud 4.2.  Este cúmulo se encuentra a una distancia de 3.300 años luz.
Con telescopio de 6” pulgadas podremos resolver unas 12 estrellas de este joven cúmulo, que con su luz iluminan una región de formación de estrellas, pero necesitaremos telescopio de 10” pulgadas en adelante para apreciar la espectacular forma de esta nebulosidad que está asociada al cúmulo y que recibe el nombre de Rosa de San Valentín o Nebulosa del Capullo.

Otro regalo para nuestra visión: a poco más de 33 minutos de arco se encuentra nuestra tercera sugerencia que es:

NGC 7142 Cúmulo abierto
A.R.: 21h 46m 15s Dec.: +65º 52’ 04”  Magnitud: 9.3 Tamaño: 4,3’ minutos de arco
Descubierto por William Herschel el 18 Octubre de 1794 se localiza en el centro del cuadrado de la figurada casita del norte, a 2.12º grados al oeste-noroeste de la estrella doble Kurhah Xi Cephei de magnitud 4.2 y se encuentra a 6.200 años luz de distancia.
Este agradable grupo presenta una distribución uniforme en sus estrellas, todas muy similares en su  brillo. A través de un telescopio de 6 pulgadas, podremos ver hasta tres docenas de estrellas. Con telescopios de 10 pulgadas se nos revelará hasta 50 de sus miembros.

Su proximidad a la Nebulosa de reflexión de nuestra anterior sugerencia, nos puede oscurecer y dificultar su visión.

Y nos despedimos de Cepheus con otra preciosidad.
NGC 7160 Cúmulo abierto
A.R.: 21h 54m 7s  Dec: +62º 40’ 10s  Magnitud: 6.1 Tamaño 5’
Descubierto por William Herschel el 9 de Noviembre de 1787 se localiza a 1.48º al norte-noreste de la estrella Nu (v) Cephei de magnitud 4.3 y se encuentra a una distancia de 2.370 años luz.
Con binoculares de 15 x 70 es posible resolver parte de sus estrellas más brillantes pero es con telescopio a partir de 4” pulgadas cuando se nos muestran hasta 20 estrellas. A mayor apertura conseguiremos separar más sus estrellas.
Es un cúmulo muy recogido y la disposición de sus estrellas nos da la grata sorpresa de su singular parecido al famoso NGC 457 el cúmulo del Búho o E.T. en la constelación de Casiopea.
Si aún no ha tenido la oportunidad de admirar esta pequeña joya, no lo dude, anótelo y en su próxima observación disfrute de este encantador y pequeño cúmulo.


Hasta el próximo mes, buenos cielos y buena suerte.

Texto: Paco Tello

viernes, 15 de agosto de 2014

CRÓNICAS DE OTRA GRAN NOCHE

Por Juan Domingo Camacho

La Picota a 1 de Agosto de 2014
Lo primero es mencionar los que acudimos a la observación: Carmelo Álvarez, Carlos Lozano, Antonio Conde, Luis Viana, Jose Antonio Domínguez y yo.


La noche se presentaba buena, con algunas nube amenazadoras en el horizonte y que al final terminaron pasando y nos dejó tras su paso un cielo que hacía tiempo que no veía. Eso sí, hizo un frío que para el mes en el que nos encontramos, !! Que tela ¡¡.
Cuando fuimos llegando entre saludos y charlas, sobre todo con la gente a la que hacía mucho tiempo que no nos veíamos, el tiempo se nos echó encima y algunos tuvieron que montar el telescopio totalmente de noche.
Carmelo estuvo con su paseo habitual, esta vez por Lira y yo fui a seguirle, pero cuando vi en el cuaderno de observaciones los objetos que tenía preparado, desistí y preferí estrenar el buscador de la polar que me habían regalado por mi cumpleaños y hacer una buena puesta en estación de mi montura para intentar traerme algunas fotos y mejorar un poco los tiempos de exposición.
La verdad es que el estreno fue muy satisfactorio ya que pude hacer unas tomas muy buenas y conseguí tiempos de 1 minuto, lo que pasó es que hacía mucho aire y al final decidí asegurar y no hacer tomas de más de 30 segundos.
Carlos estuvo probando un nuevo binocular en su telescopio que a mí me puso los dientes largos. Jose Antonio se trajo un juguetito que nos tuvo a todos, toda la noche dando vueltas a su alrededor para asomarnos y disfrutar de las vistas que ofrecía ese pedazo de telescopio. Luis estuvo observando la constelación Ofiuco para aprender un poco más de esa constelación y Antonio estuvo dando un repaso a varios cúmulos y estrellas dobles.
Al final mientras recogimos y nos despedimos nos dieron cerca de las 5 de la mañana por lo que para mí fue otra noche magnífica de observación y como siempre echando de menos a los que no pudieron venir.Bueno aquí os dejo las fotos de M8 Nebulosa de la Laguna, M20 Trífida y como no podía faltar de M31 Andrómeda.

                       
 Messier 8 Nebulosa de la Laguna

 Messier 20 Nebulosa Trífida

Messier 31 Andrómeda

Por Antonio Conde
Compañeros, una noche más en aquel lugar mágico, no sólo por lo que nos brinda el cielo sino por la buena gente que hay concentrada en tan poco terreno.
Como dice Juan Domingo, la noche fue buena pero de menos a más con alguna otra nube que se asomaba por allí y un frío que hizo que recogiéramos antes de tiempo, jajajaja, al menos yo tenía pensado quedarme algo más, pero en esta afición como en la caza o en la pesca si no hay ciervos ni peces hay que recoger.
Quise centrarme en una constelación que por la época en la que estamos no es muy propicia para escudriñar sus secretos, pero lo cierto es que días antes y desde mi casa en el Portil, la estuve mirando ya que por circunstancias de mi emplazamiento, mi patio trasero que no tiene grandes luces da al norte.
La constelación en cuestión fue Cassiopeia, Casiopea para los amigos. Los objetos que repase hasta muy adentro, (esto se me está pegando de nuestro querido compañero Jose Antonio) fueron los siguientes:
NGC457 o el llamado cúmulo de ET, y es que el que lo bautizó así lo clavó, NGC 633, este es un pequeño cúmulo que vais a permitir le ponga el nombre del "cúmulo de los dos búhos" ya que sus cuatro estrellas principales parecen los ojos de dos búhos mirándote. La sorpresa vino cuando metiéndome más adentro descubrí que alguno de sus ojos eran estrellas dobles con apreciables colores.
Otro objeto con el que estuve entreteniéndome como un niño con un juguete nuevo, fue el cúmulo abierto denominado Markarian 6;  en este objeto Jose Antonio me demostró cómo hay que mirar para ver más, se nota la experiencia de unos ojos más entrenados que los míos. Me paré un ratito como no en M103, con el Nagler 31 y más de 3 grados su estrella de referencia para encontrarlo (Ruchbah) hacía de faro molestando algo la observación sin despistes del propio cúmulo. Muchas veces tanto campo tampoco es tan bueno como uno pueda pensar.
Seguimos con el Stock 2, por cierto ¿habrá un número 1? cúmulo abierto espectacular donde los haya, aquí sí que se necesita campo y es que probablemente de haber tenido unos prismáticos hubiese sido el instrumento perfecto para poder quedarse aún más tiempo observando tal cantidad de estrellas. Abandone esta preciosa constelación, (la primera que descubrí su forma, todo hay que decirlo, hace ya de eso unos pocos años) fijando el GOTO en otro cúmulo abierto que más bien parece un globular y es que no es oro todo lo que reluce ¿verdad M53?
La conclusión que saqué comparando un lugar de observación con otro, (El Portil vs La Picota) es fácil de adivinar, ¿no? Pues dejarme que os diga que no tanto en el mayor número de puntos estelares que se veían como en la capacidad de apreciar  y sacarle más fácilmente los colores a las estrellas producto de un mayor contraste.
Por supuesto queda en pausa echar otro vistazo cuando la constelación esté madura y a muchos más objetos que no sobrepasen la doceava magnitud, límite del TSA 102.
Después me fui al Cisne y gracias al filtro UHC que me prestó Carlos, gracias compañero, pude ver parte de la Nebulosa de Norteamérica, por cierto ¿por qué le pondrían ese nombre?, jejeje. Sin el filtro ni la intuía.
Poco le quedaba a la noche notando cada vez más el frío que iba en aumento y que se me había metido en la espalda cuando quise ir a visitar a Hércules y sus dos principales cúmulos, M13 y M92, uno mejor que otro para mi abertura por supuesto, que no se me enfade ninguno de los dos,  pero como digo, no los exprimí como se merecen porque por aquel entonces yo ya era el primo del Yeti.
Recogida de trastos, alguna que otra risa y vuelta a casa no sin encontrarme un ciervo que quería saludarme a la luz de los faros de mi coche, menos mal que decidió darse la vuelta justo en el borde de la carretera.
Un saludo a todos, los que estuvieron y los que lamentablemente no pudieron.
Hasta la próxima.

miércoles, 13 de agosto de 2014

II MEMORIAL ASTRONÓMICO EDUARDO FUENTESAL



El próximo viernes 22 de Agosto, (si el tiempo lo permite) , los componentes de la Asociación Astronómica Andrómeda,  vamos a celebrar el II Memorial Astronómico Eduardo Fuentesal en recuerdo de nuestro entrañable compañero. Nos reuniremos en nuestro lugar habitual de observación: Carril de La Picota-Berrocal para homenajearlo como a él más le gustaba: comeremos, beberemos y realizaremos una observación conjunta  de 30 joyas celestes en  compañía de aquellos que lo conocimos, lo tratamos y lo recordamos siempre con cariño. Seguro que si nos ve donde quiera que esté….aprobará esta iniciativa que por segundo año consecutivo celebramos agradeciendo a todos nuestros amigos de antemano su asistencia a este evento tan importante para la Asociación.

Desde aquí,  queridos amigos,  quedáis todos invitados a participar y pasar unas horas juntos disfrutando de  nuestra afición.