lunes, 15 de diciembre de 2014

4 JOYAS PARA VER EN EL CIELO DE DICIEMBRE 2014

En nuestra sugerencia de observación para este mes, incluimos una galaxia del catálogo de Arp,  una estrella doble y dos cúmulos asociados con nebulosidad, uno de ellos visible con prismáticos.
Para nuestro primer objetivo nos iremos a la Constelación de Aries, visible entre los +90º y los -60º y allí encontrarnos el objeto de cielo profundo más destacado de la constelación:
NGC 772/Arp 78 Galaxia espiral.

A.R.: 01h 59m 18’0s Dec.: +19º 01’ 00” Tamaño: 7.3 x 4.6 Magnitud: 10.3
Fue descubierta por William Herschel el 29 de Noviembre de 1785, está  situada a una distancia estimada de entre los 100 y 130 millones de años luz y se localiza a 1º 23’ minutos de arco al sur y al este de la estrella gamma de magnitud 4.5 Mesarthim.
NGC 772 es visible con telescopio de 150 mm pero si tenemos posibilidad de observarla con uno de 300 mm el resultado será impresionante.
El núcleo es redondo y brillante seguido por las capas más externas de los brazos espirales que están estrechamente enrollados, que van perdiendo brillo y se difuminan hacia los límites exteriores. La figura en sí, tiene forma ovalada en dirección este y oeste.
Junto a ella, formado un par y a la misma distancia estimada de años luz, se encuentra NGC 770 de magnitud 14 y un tamaño de 1.2 x 0.8 minutos de arco. Una galaxia tipo elíptica, que no ofrece nada notable para su observación pero que con su fuerza de gravedad está deformando los brazos espirales de su compañera NGC 772 con lo que nos ofrece la apariencia de un número 6 tendido.
Este conjunto bajo un buen cielo oscuro y con un buen seeing,  hará que pasemos un buen tiempo en su contemplación observando los  detalles de los brazos espirales de NGC 772.

Nuestra segunda sugerencia nos llevará a la Constelación de Perseo, visible entre los +90º y  -35º para encontrar:
NGC 1624  Cúmulo abierto
A.R.: 4h 40m 24s  Dec.: +50º 27’ 00” Magnitud: 10.40 Tamaño: 5’ minutos arcos
Fue descubierto por William Herschel el 28 de Diciembre de 1790.
Está situado a 20.000 años luz de distancia en la esquina noreste de la constelación y se localiza a  4.32º grados  al este-noreste de la estrella de magnitud 4.1 Mu Persei. Tiene una docena de estrellas débiles que sin embargo aparecen claramente como un cúmulo porque están más apretadas.
NGC 1624 es un pequeño cúmulo abierto de una docena de apretadas estrellas que se encuentran rodeadas por  una débil nebulosa; fácil de detectar con la ayuda de un filtro 0III. Hacia el centro del cúmulo destacan 3 estrellas en forma de triángulo equilátero y otras dos hacia el oeste que dominan el campo.
Un objetivo para ponerse a prueba en una de nuestras noches de observación;  no es un cúmulo espectacular pero si nos hará cambiar de ocular para lograr el aumento más adecuado que nos permita la mejor vista del cúmulo y la nebulosa.

La tercera sugerencia es una doble muy interesante de resolver y poco visitada, está muy cercana en el cielo al objetivo anterior, pero dentro de la débil Constelación de Camelopardalis, visible entre las latitudes +90 y -10º.
1 Camelopardalis (HIP 21148) STF 550
A.R.: 4h 32m 1.8s Dec.: +53º 54’ 38” Magnitudes 5.7 / 6.8 Separación: 10.300
P.A.: 308º.
Debido que Camelopardalis es una constelación de estrellas débiles, para encontrar 1 Cam, tendremos que guiarnos, bien por la relativamente brillante Lambda Persei de magnitud 4.25 y movernos  5.20º al noreste para encontrarla, o partiendo del anterior objetivo el cúmulo NGC 1624 a 3.45º grados al norte la encontraremos.
Es una bonita doble fácilmente de dividir con telescopio de cualquier tamaño incluso con uno de 3.5”  pulgadas de diámetro. La estrella principal es de color blanco pálido y su compañera de color azulado. Como casi siempre ocurre, la percepción del color de las estrellas al ser observadas por distintas personas cambian y sus tonalidades pueden ser ligeramente distintas a las que describimos.  De lo que no tenemos duda es que 1 Cam, es un sistema binario que por su similitud en magnitud en su principal y secundaria y su fácil separación resultará una bonita experiencia.

Y para terminar nada mejor que un objeto de cielo profundo cuyo nombre común está relacionado con estas fechas; nos moveremos hacia la Constelación de Monoceros, visible entre las latitudes +75º y – 85º para disfrutar de
NGC 2264 Cúmulo abierto con nebulosa
A.R.: 6h 41m 6s  Dec.: +9º 53’ 00”  Magnitud: 3.90 Tamaño: 1º grado
Fue descubierto, el 18 de enero de 1784, por W. Herschel, quién el 26 de Diciembre de 1785 detectó la fina nebulosidad que lo envuelve. Se encuentra situado a 2.600 años luz de nuestro sistema solar.
Este joven cúmulo de 9 millones de años de antigüedad se puede ver con unos prismáticos de 7x50 y lo utilizaremos para situarnos en la zona; primero localizaremos la estrella amarilla Alzir de magnitud 3,4, xi Geminorum,  la centraremos y nos moveremos al sudsudoeste para hallar NGC 2264 cúmulo del Árbol de Navidad, nombre popular con el que lo bautizó el estadounidense Stephen James O'Meara en su libro Hidden Treasures.
Ya con prismáticos de 15x70 alcanzaremos a ver una docena de estrellas y si utilizamos telescopios de pequeñas aperturas, se nos destacará al completo el brillante y magnífico grupo con forma triangular, (orientado norte-sur para los observadores del hemisferio norte) en toda su belleza.
Si utilizamos telescopio de 8" de apertura veremos aumentar el número de estrellas visibles, pero perderemos su espléndida visión conjunta. Con un filtro OIII alcanzaremos a ver un débil resplandor alrededor de la estrella 15 Monocerotis que marca la base del árbol.
En la misma región del cúmulo se encuentra la espectacular nebulosa del cono y la nebulosa piel de zorro, pero estos ya son objetivos más apropiados para la astrofotografía.

Hasta el próximo año os deseamos felices fiestas y buenos cielos 

martes, 9 de diciembre de 2014

LLUVIA DE METEOROS GEMINIDAS 2014

Desde el pasado 7 de Diciembre nos encontramos dentro del periodo de actividad de la penúltima lluvia de meteoros del año: las Gemínidas. Este periodo finalizará el día 18 de este mes de diciembre, con un máximo de actividad entre las noches del 12 al 13 y del 13 al 14, desde el atardecer hasta el amanecer.

El origen
La Tierra en su órbita alrededor del Sol pasa a través de los desechos del cometa 46P/Wirtanen, los cuales se encenderán en nuestra atmósfera como meteoros. También en esta época del año, nuestro planeta cruza la trayectoria orbital de un misterioso objeto llamado 3200 Faetón, el cual podría ser un asteroide o un cometa quemado orbitando nuestro sol. La combinación de los escombros de 3200 Faetón con los del cometa Wirtanen podrían dar lugar a una buena lluvia de meteoros.
Sin lugar a dudas las Gemínidas es una de las mejores lluvias que podemos observar, siempre que tengamos la suerte de encontrarnos con un cielo despejado y que el brillo de la Luna no influya mucho; sin embargo este año, en los dos días de máxima actividad, la Luna  se encontrará en fase gibosa menguante con un 73.34% y un 64.61% de su superficie iluminada y además su posición en el cielo estará cercana a la constelación del radiante, interfiriendo bastante en la observación. Aún así podremos observar los meteoros sin dificultad, desde el atardecer hasta la salida de nuestro satélite, que se producirá avanzada la noche. Aún con Luna, se podrá seguir viendo la lluvia, aunque en este caso nos perderemos a los meteoros más débiles al hacerse el cielo menos oscuro por su brillo.

La lluvia
En el Hemisferio Norte, desde hoy 9 de Diciembre y desde un lugar oscuro podemos empezar a ver meteoros en una tasa 6/8 meteoros/hora; esta tasa se irá incrementando con el paso de los días y puede llegar hasta los 120/160 meteoros/hora (en su pico máximo). Con el paso de los días la intensidad de la lluvia ira decreciendo para finalizar su periodo de actividad el día 18 con una tasa de 1 ó 2 meteoros/hora.
Para los observadores  situados en el  Hemisferio Sur, el radiante  de las Gemínidas no sobrepasa la línea del horizonte terrestre, de forma que su observación se reduce sustancialmente, por lo que tendrán que esperar hasta la noche de la máxima tasa/hora, para tener la opción de ver unos 20-30 meteoros hora.
El color predominante de estos meteoros es blanco, pero pueden llegar a ser de diferentes colores: amarillos, rojos, azules y verdes. Su velocidad de entrada en la atmosfera terrestre es moderada: unos 35 Km por segundo.

La observación
Las Gemínidas, tienen su radiante entre Cástor y Pólux en la constelación de Géminis; esta constelación es muy fácil de reconocer en el cielo por el brillo de estas dos estrellas casi gemelas, a unos 30 grados al noroeste de Orión.

Recordamos nuestras recomendaciones para este tipo de efemérides:
  • Alejarse de cualquier núcleo urbano. Buscar un lugar lo más oscuro posible, libre de fuentes de iluminación que puedan dificultar la visión de los meteoros.
  • Acomodar nuestra visión a la oscuridad. Para ello, necesitaremos un tiempo no inferior a 15 minutos para que la pupila se adapte convenientemente.
  • Ponerse cómodo. Si la zona elegida para observar lo permite, tumbarse en el suelo sobre un saco de dormir o una manta, o bien sentarse sobre una silla reclinable y sobre todo no olvidarse de  llevar buena ropa de abrigo, pues las noches por estas fechas son muy frías.
  • Llevar algo de comida y bebida caliente.
  • No usar prismáticos ni telescopios. A simple vista se observará  mejor, pues tendremos más campo de visión.
Buena suerte y hasta la próxima lluvia de meteoros que será las Úrsidas en los días de Navidad y ya tendremos que esperar hasta los primeros días del próximo año 2015 para contemplar las Cuadrántidas.

jueves, 4 de diciembre de 2014

CONJUNCIONES INTERESANTES PARA OBSERVAR EN DICIEMBRE 2014

Durante el presente mes podremos disfrutar  de estos eventos astronómicos:

Luna - Híades: la noche del día 5 la Luna (en fase casi llena), se encuentra dentro del cúmulo de las Híades en la constelación de Taurus, con las Pléyades y la estrella Aldebarán de compañía.

Luna - Júpiter: En la madrugada del 12 podremos ver un triángulo de estrellas brillantes. la Luna en fase  menguante, Júpiter y Régulo (la estrella alfa de la constelación de Leo).

Luna - Saturno: Poco antes del amanecer del día 19 por el horizonte este, una finísima Luna menguante que se  irá desvaneciendo con la luz del sol,  estará seguida por el planeta Saturno dentro de la constelación de Libra.

Luna - Venus: En el atardecer del día 23 en el horizonte oeste,  la Luna en sus primeras horas de creciente estará situada por encima de Venus.


Luna - Marte: En la noche de Navidad,   Marte y la  Luna en creciente se encontrarán dentro de la constelación de Capricornio.

Hasta el próximo mes, que será el primero del 2015.
Buenos cielos.


lunes, 1 de diciembre de 2014

EL SISTEMA SOLAR EN DICIEMBRE 2014


EFEMÉRIDES PLANETARIAS

Mercurio: En el camino hacia su conjunción superior y máxima distancia al Sol, que ocurrirá el día 8, será prácticamente indetectable durante todo el mes; solo podremos aspirar a su observación y con dificultad, en los últimos días del año: poco después de la puesta de Sol entre las luces del atardecer en el horizonte oeste, justo debajo del planeta Venus.



Datos de la conjunción superior y el afelio el día 8.

Hora: 09:32:01 T.U.      Magnitud Visual: -1.2   Conjunción superior
Distancia al Sol: 0.466668 U.A.       Distancia a la Tierra: 1.451204 U.A.
Hora: 20:53:06  T.U.      Magnitud visual: -1.2   afelio
Distancia al Sol: 0.466699 U.A.       Distancia a la Tierra: 1.451.098 U.A.
Carta celeste conjunción y afelio
Mercurio comenzará el mes en la constelación de Escorpio, el día 3 pasará a la de Ophiuchus y el 15 entrará en la constelación de Sagitario donde permanecerá el resto del mes, cruzándola en dirección a Capricornio.



Venus: camina hacia su afelio (máxima distancia al Sol) que ocurrirá el día 26. Lo podremos observar poco después de la puesta del sol muy bajo en el horizonte oeste,  entre las luces del atardecer.





Datos del afelio

Hora: 23:57:57  T.U.      Magnitud visual: -3.9  
Distancia al Sol: 0.728.216 U.A.       Distancia a la Tierra: 1.628227 U.A.
Carta celeste afelio.
Venus comenzará el mes en la constelación de Ophiuchus y el día 8 pasará a la de Sagitario.
                                                                                                                                                                                                                                                                              
Marte: Al anochecer lo encontraremos ya muy bajo en el horizonte oeste y su tiempo de observación será tan solo de unas tres horas antes de su ocaso.  El día 12 alcanzará su perihelio, (minina distancia al Sol).






Datos del perihelio

Hora: 08:26:21  T.U.      Magnitud visual: 1.0  
Distancia al Sol: 1.381213 U.A.       Distancia a la Tierra: 1.87942 U.A.
Carta celeste perihelio
Marte, dejará el día 4  la constelación de Sagitario y entrará  en Capricornio.



Júpiter: A primero de mes y minutos antes de llegar a la madrugada,  hará su aparición por el horizonte este.  Cada día adelantará su salida en unos cuatro minutos, por lo que lo veremos brillar durante toda la noche,  hasta que la luz del día lo apague culminando hacia el suroeste.
El día 8 el planeta alcanza su posición estacionaria.



Datos de la posición

Hora: 19:32:55  T.U.     Magnitud visual: -2.3   Elongación: 114.0º
Distancia al Sol: 5.313203 U.A.       Distancia a la Tierra: 4.835756 U.A.
Carta celeste posición estacionaria.
Júpiter permanecerá todo el mes en la constelación de Leo.



Saturno: después de su conjunción superior con el Sol ocurrida el mes pasado, volverá a aparecer pocos minutos antes del amanecer en el horizonte este. Con el paso de los días su tiempo de observación irá en aumento.
Saturno permanecerá todo el mes en la constelación de Libra, no muy lejos de los límites de Escorpio.




Urano: Al anochecer ya se podrá ver alto en el horizonte sur-este  su tiempo de observación será hasta su ocaso que se producirá horas antes del amanecer.
El planeta llega a su posición estacionaria el día 21.





Datos de la posición 

Hora: 22:09:42  T.U.     Magnitud visual: 5.8   Elongación: 102.6º
Distancia al Sol: 20.00741 U.A.       Distancia a la Tierra: 19.769.745 U.A.
Carta celeste posición estacionaria.

El brillo de Urano está en al límite de la visibilidad a simple vista y para su observación es necesario el uso de un telescopio.
Urano aún se encuentra en la constelación de Piscis.



Neptuno: Viajando delante de Urano, al anochecer ya lo podremos observar alto en el horizonte sur; su tiempo de observación se está acortando rápidamente y para final de mes, su ocaso se producirá hora y media antes de la medianoche.







Al igual que sucede con Urano para su observación necesitaremos la ayuda de un telescopio.
Neptuno se encuentra en la constelación de Acuario donde permanecerá hasta el año 2022.

Hasta el próximo mes,  buenos cielos y buena suerte.


Texto: Paco Tello
Mapas: Stellarium y Efemérides astronómicas.dyndns.org